Soy un PiRADO que me acuerdo de como reír .

miércoles, 27 de julio de 2011

Desde la esquina de aquel bar, la bronca e impotencia entrecortaban el afónico insulto que apenas se dejaba escuchar.. tantos humos habrán pasado por esa áspera garganta, tantas lenguas, tantos licores, y ahora sólo buscas recuperar momentos perdidos, sólo buscas perdón. Creí comprender su situación y sólo dije: "Tranquilo, si a mi corta edad puedo yo comprender su arrepentimiento, ella tambien lo hará." Palmeé su espalda. Luego de algunos segundos, levantó la mirada; entre una pequeña sonrisa, dejó salir unas pocas palabras que acariciaron mi corazón: "Ojalá así sea.. Se lo agradezco, pequeña señorita". Dijo con voz ronca, hizo a un lado su vaso y lo ví partir..

No hay comentarios:

Publicar un comentario